Consejos para limpiar una hornilla de gas

 

Sabemos que este tipo de quemadores se ensucian con mucha facilidad, lo cual puede comportar una tarea de limpieza mayor y que requiere algo más de tiempo. Además de que limpiarla es necesario por un tema de higiene, también lo es por seguridad dado que cualquier alimento o líquido que se derrame mientras se cocina puede acabar taponando los orificios del fogón y, por ende, dificultar la combustión de gas.

  • ¿Cómo evitar la obstrucción del fogón? Tienes dos opciones: la primera es controlar y vigilar todavía más las salpicaduras o derrames de alimentos mientras estás cocinando, pero sabemos que en muchas ocasiones es inevitable. Por ello, la segunda opción es limpiar a menudo los fogones para cerciorarte de que están en perfecto estado, por lo que además de asegurarte del buen grado de higiene de tu cocina, ayudarás a que sea una herramienta segura y efectiva.
  • Antes de empezar con nuestros trucos de limpieza, es necesario que sepas el por qué de la importancia de limpiar adecuadamente una cocina de gas. Seguro que más de una vez se ha derramado algún líquido, ha volcado algún recipiente o a salpicado algún alimento mientrasestabas cocinando. Generalmente, toda esta suciedad tiende a concentrarse en los quemadores, o fogones, lo cual puede ser un tanto peligroso pues piensa que si se taponan sus orificios, se dificultará la combustión de gas, es decir, saldrá con menos fuerza, potencia y eficacia.
  • Existen numerosos productos de limpieza perfectos para llevar a cabo esta tarea de limpieza, por ejemplo, los específicos para el horno. Deberás rociar el producto sobre el fogón y frotar con un cepillo para acabar con toda aquella suciedad que obstruye los orificios. Enjuga y deja secar antes de volver a usar tu cocina de gas.
  • Llena un recipiente de agua caliente y añádele vinagre e introduce el fogón dentro. Recuerda que el quemador está formado por piezas desmontables, así que te será sencillo ponerlos en remojo. Deja que reposen en la mezcla una hora aproximadamente, durante este tiempo, el poder del vinagre y sus ácidos ayudarán a ablandar la suciedad para eliminarla por completo.
  • Cuando estén completamente secos, espolvorea sobre ellos una cucharadita de bicarbonato ya ques un producto con un gran poder blanqueador y limpiador que funcionará a las mil maravillas con la suciedad más incrustada. Después pasa una esponja de aluminio y frota bien las piezas del quemador, para que el bicarbonato desprenda todo su efecto.

Fuente: hogar.uncomo.com/